Desarrollarse como líder por JD Roman

Imaginemos la situación siguiente: usted dirige ahora mismo con un determinado nivel de habilidad. Para ilustrar este principio digamos que, en una escala de 1 a 10, su capacidad de liderazgo se encuentra en el nivel 6. La evidencia es la siguiente: la efectividad de su trabajo nunca sobrepasará a su capacidad de dirigir e influir en los demás. Una persona no puede producir, de forma sostenida, un nivel más alto que el del liderazgo.

En otras palabras, su capacidad de liderazgo determina su nivel de éxito y el éxito de los que trabajan con usted.

La buena noticia es que el liderazgo, sin duda, es algo que se puede enseñar.

Ejercer el liderazgo no implica inscribirse en algún club exclusivo reservado a los que ya nacieron con ese don. Las características personales que constituyen la materia prima del liderazgo se pueden adquirir. Conecte con el deseo de ser líder y nada le impedirá llegar a serlo.

El liderazgo se desarrolla, no se manifiesta. Desde luego, siempre aparecerá un verdadero “líder nato”, pero para permanecer en la cúspide, conviene desarrollar las características propias del liderazgo.

1- El líder nato:

Nace con cualidades de liderazgo.

Ha visto modelarse el liderazgo a través de toda la vida.

A través de su desarrollo, ha aprendido más sobre liderazgo.

Posee autodisciplina para llegar a ser un gran líder.

Resulta, a todas luces, evidente que tres de estas cuatro cualidades se adquieren.

2- El líder que se ha formado:

  1. Ha visto modelarse el liderazgo la mayor parte de su vida.
  2. Ha aprendido sobre liderazgo por medio del desarrollo.
  3. Cuenta con autodisciplina para llegar a ser un gran líder.

Estas otras tres cualidades se adquieren.

3- El líder latente:

  1. Ha visto modelarse el liderazgo recientemente.
  2. Está aprendiendo a ser líder a través del desarrollo.
  3. Posee autodisciplina para llegar a ser un buen líder.

También estas tres cualidades se adquieren.

4- El líder limitado:

  1. Tiene pocos nexos o ninguno con líderes.
  2. No ha recibido desarrollo o este ha sido escaso.
  3. Tiene deseos de llegar a ser líder.

Estas tres cualidades pueden adquirirse.

Además…

Los gestores líderes:

  • Son pensadores con una visión a largo plazo que vislumbran más allá de los problemas del día y de los informes trimestrales.
  • Se interesan por sus organizaciones, sin limitarse a las unidades que dirigen.
  • Quieren saber cómo se interrelacionan, unos con otros, todos los departamentos de la empresa y, constantemente, traspasan sus fronteras, áreas específicas de influencia.
  • Enfatizan la visión, los valores y la motivación.
  • Cuentan con una fuerte capacidad política para afrontar los conflictos inherentes a los múltiples constituyentes.
  • No aceptan el status quo.

Resumiendo

  • Saber cómo hacer un trabajo es el logro del esfuerzo laboral.
  • Mostrar a otros cómo lograrlo es el logro de un maestro.
  • Asegurarse de que el trabajo sea hecho por los demás es el logro de un gestor.
  • Inspirar a otros para hacer un mejor trabajo es el logro de un líder.
LinkedIn
Twitter
Instagram
Facebook
Pinterest