Coaching virtual por JD Roman

Una variante o complemento –parcial– reciente es el denominado “coaching virtual”. Es la aplicación del coaching presencial a través de las nuevas tecnologías, mediante el uso de plataformas y entornos multimedia específicos que permiten la interactividad, la confidencialidad, el análisis, la reflexión, la confianza y el apoyo propios de la relación entre coach y coachee.

Desde luego, estamos hablando de algo mucho más amplio que la ayuda que se pueda prestar a otra persona utilizando simplemente el correo electrónico, una lista de correo o desde una web donde un grupo de profesionales responden a preguntas aportando sus conocimientos.

Puede verse como algo complementario al coaching presencial, pero estamos firmemente convencidos de que no lo remplaza en absoluto.

Algunas de sus ventajas son:
• Consigue que el coachee mejore su desempeño.
• Se trata de un proceso de reflexión y entrenamiento individualizado.
• Facilita nuevas lecturas y percepciones.
• Permite una mayor confidencialidad.
• Facilita la generación de sabiduría.
• Permite superar las barreras de tiempo y distancia.
• Reduce los costes de coaching.
• Abre nuevas posibilidades hacia los coachees: en distintos niveles jerárquicos, además de los puestos directivos.
• Se complementa fácilmente con el e-learning, creando sinergias positivas.
• En programas de e-learning, permite trabajar la variable actitudinal y emocional con mayor éxito.
• Facilita el análisis y la reflexión.
• Permite una mayor agilidad en el proceso.

Recalquemos, una vez más, que este tipo de coaching no remplaza al coaching “físico”.

LinkedIn
Twitter
Instagram
Facebook
Pinterest