¿Cuál es la esencia del modelo?. JD Roman

 

Nuestros resultados son consecuencia de nuestras acciones o comportamientos y estas, a su vez, son el reflejo de nuestros pensamientos. La mejora del rendimiento se produce cuando enriquecemos nuestros modelos mentales y nos encontramos en disposición, de esta manera, de generar nuevas respuestas.

En cualquier caso, la esencia del coaching pasa siempre por enriquecer el modelo mental del coachee, incrementando su nivel de conciencia y facilitándole el paso hacia la acción. Todo este proceso se realiza fundamentándose en preguntas y en un feedback descriptivo o no evaluativo. La secuencia podría ser:

Descripción de la situación deseada (objetivo).

Descripción de la situación actual (área de mejora o dificultad).

Mapa de opciones y de recursos (generación y selección).

Plan de acción (plan específico de actuación).

Resultados (control y seguimiento).

En la primera y segunda fase, el objetivo del coach es incrementar el nivel de conciencia (sensorial y emocional) del coachee. Estas fases iniciales son fundamentales, pues solamente podemos controlar aquello de lo que realmente somos conscientes. Adquirir conciencia nos da poder para actuar.

En la fase tercera, el objetivo es implicar al coachee en la generación de alternativas y en la creación de un plan de acción personal. Finalmente, resta determinar cómo y cuándo vamos a evaluar los resultados.

A estas alturas, en el ámbito de la gestión organizacional, resulta algo manida la intención de acortar la brecha existente entre lo que es la “teoría” y la “práctica” de las estrategias para hacer frente a los cambios del entorno. Nosotros consideramos esta parte consustancial al rol del líder o coach.

La interactividad del coach con los coachees refuerza su capacidad personal de abrir puertas y ventanas en los demás. Genera la inquietud suficiente siempre a través de “preguntas precisas” más que de “afirmaciones certeras”como para despertar en otros la misma “sed” que él posee.

Y todo esto, teniendo siempre presente las especificidades de cada organización, sus singularidades, adaptando por consiguiente su estrategia a cada situación y a sus valores culturales.

LinkedIn
Twitter
Instagram
Facebook
Pinterest