La importancia de escuchar por María Rodríguez

 

¿Alguna vez te has parado a observar las veces que interrumpes a una persona cuando está hablando?

¿Has verificado lo que recuerdas de las conversaciones que tienes diariamente?

¿Serías capaz de describir el estado de ánimo de las personas cuando hablan contigo?

¿Sabrías qué piensan las personas de tu alrededor sobre cuál es tu capacidad de escucha?

¿Cuántas veces finges escuchar mientras tu mente divaga por otros mundos?

¿Sueles decir “te escucho” mientras estás escribiendo en el ordenador o escribiendo en el móvil?

 

Ciertamente, no estamos escuchando cuando:

  • Interrumpimos para dar nuestra opinión
  • Estamos pensando qué vamos a contestar
  • Nuestra mente está centrada en otros pensamientos
  • Cambiamos de tema sin haber dejado a nuestro interlocutor terminar
  • Hacemos otra cosa al mismo tiempo
  • Estamos enfadados o preocupados por alguna cuestión

Curiosamente, no somos buenos escuchando, pero sí lo somos identificando cuando alguien no nos escucha, ¿verdad?

Hemos adquirido el hábito de oír, pero no el de escuchar. Y si tenemos oídos, somos capaces de percibir los sonidos ya desde el vientre materno. Sin embargo, la escucha requiere un nivel mucho más profundo.

La primera clave, sin duda, es tomar consciencia de este hecho y de los beneficios que vamos a conseguir, si nos entrenamos en ser buenos escuchadores.

¿Qué ganas?

Es la clave para entender, comprender, relacionarnos positivamente con los demás, ser respetado, mostrar empatía…

Piensa en aquellas personas con las que realmente te sientes escuchado/a… ¿Qué te hacen sentir? ¿Cuántas veces acudes a ellas? Y, ¿cuántas son?

¿No quieres ser tú una de ellas?

Sin duda, hay habilidades que debemos entrenar y una de ellas es escuchar. Por ello, me gustaría compartir contigo algunas herramientas que me han servido, por si quisieras practicar en este aspecto de la comunicación.

1º Debes confirmar que quieres escuchar:

  • Con ello quiero decir que si estás estresado/a o con alguna preocupación, obviamente, no es el momento y deberás ser consciente de ello.
  • Cuando estamos enfadados es difícil escuchar, por lo tanto, deberás dejar la conversación para cuando estés más calmado/a.
  • Hay estados de ánimo que van a ser una barrera para que puedas ”estar presente”. Así que si puedes evitarlos, hazlo. Digo esto porque no siempre podemos evitarlos, pero sí ser conscientes.

2º Debes auto-observarte:

Identificar cuáles son tus hábitos de no escucha:

  • ¿Cuántas veces he interrumpido?
  • ¿Realmente soy capaz de resumir lo que me ha dicho y cómo me lo ha dicho la persona que me habla?
  • ¿Cuántas veces utilizo la frase “yo o a mí”? Por ejemplo, nos comentan las dificultades que han tenido al realizar una presentación en público y en este momento interrumpimos y decimos: “A mí lo que más me cuesta…” Hemos llevado la conversación a nuestro terreno y no le hemos dejado al otro que cuente su experiencia.
  • ¿Con qué frecuencia juzgamos lo que dice la persona?
  • ¿Con cuánta frecuencia debatimos o damos nuestra opinión en vez escuchar?
  • ¿Escucho a las personas haciendo otra cosa al mismo tiempo?
  • ¿Sé cómo se está sintiendo el otro con mi comunicación?
  • ¿Escucho con los ojos observando su comunicación no verbal?

 

3º Comienza a cambiar:

  • Si sabemos dónde están nuestros comportamientos anti-escucha, seremos capaces de corregirlos.
  • Nuestra sugerencia es que comiences pasito a pasito; no quieras corregir todo a la vez. Puedes comenzar escuchando sin el móvil, sin escribir, sin hacer ninguna otra cosa.
  • Puedes seguir limitando tus interrupciones. Llegará el momento que seas capaz de controlar ese impulso que todos tenemos de hablar antes de que el otro acabe.

Y así, poco a poco, irás cambiando y convirtiéndote en el gran escuchador/a que llevas dentro.

Me he animado a escribir este artículo porque soy la primera que sigue aprendiendo a escuchar y porque creo que es la base de cualquier comunicación.

¡Prueba a escuchar y verás los cambios que sucederán a tu alrededor!

LinkedIn
Twitter
Instagram
Facebook
Pinterest