La influencia por JD Roman

Todos ejercemos influencia en otras personas. Todos nosotros dirigimos en determinadas áreas, mientras que en otras somos dirigidos. A nadie se le exime de ser líder o de ser seguidor. Hacer efectivo nuestro potencial de líder es responsabilidad de cada uno. En cualquier situación concreta, con cualquier grupo específico, existe una persona que ejerce una influencia prominente. Esta persona puede ser distinta con un grupo diferente de personas o, en una situación diferente, esa misma persona puede pasar a ser alguien que recibe la influencia de otra persona. En el caso que nos ocupa, el coach es un líder o, por lo menos, debiera serlo para ejercer su papel convenientemente.

El líder prominente de cualquier grupo, puede descubrirse muy fácilmente. Observe a las personas cuando estas se reúnen. Si se decide algo, ¿quién es la persona cuya opinión parece de mayor valor? ¿A quién observan más los demás cuando se discute un asunto? ¿Con quién se ponen de acuerdo más rápidamente? Y lo que es más importante, ¿a quién siguen las personas? Las respuestas a estas preguntas le ayudarán a discernir quién es el verdadero líder de un grupo en particular.

Un verdadero líder conoce la diferencia entre ser un jefe y ser un líder:

  1. El jefe maneja a sus coachees. El líder los capacita.
  2. El jefe depende de la autoridad. El líder, de la buena voluntad.
  3. El jefe inspira temor. El líder, entusiasmo.
  4. El jefe dice “yo”. El líder dice “nosotros”.
  5. El jefe arregla la culpa por el fracaso. El líder arregla el fracaso.
  6. El jefe sabe cómo se hace. El líder muestra cómo se hace.
  7. El jefe dice: “Vayan”. El líder dice: “¡Vamos!”.
LinkedIn
Twitter
Instagram
Facebook
Pinterest