Cada día es más frecuente apuntarnos a cursos online, e-learning u otras modalidades. Sin embargo, la formación presencial no podrá nunca ser reemplazada totalmente por las nuevas tecnologías. Vaya por delante que nosotros, MytcoAvanza, apoyamos las mismas y las vemos necesarias en muchos casos y no tanto en otros.

¿Por qué?

  • Porque creemos firmemente en la necesidad del ser humano de interactuar con otros y con el monitor, donde las tareas cooperativas y emociones compartidas son y serán un vínculo para la comprensión, empatía y relación.
  • Porque es necesario focalizar la formación en objetivos definidos y aceptados por el grupo y donde pueden incorporarse, cambiar e incluso adaptar la materia al grupo específico y necesidades presentes.
  • Porque en muchos casos el aprendizaje se consigue por la observación y la práctica, así como el feedback positivo del mismo grupo.
  • Porque es una oportunidad de conocer compañeros de otras áreas o nuevas personas, que, sin duda, aportan mucho a las sesiones.
  • Porque creemos en el “Y/Y” y no en el “O/O”. Nos explicamos: todo en esta vida puede ser complementario y no excluyente. Es decir, podemos realizar cursos no presenciales junto con los presenciales y todos aportar en nuestras competencias y avances.

Lo que sí defendemos, según nuestra experiencia, es que la formación sea eminentemente práctica, experiencial y con objetivos bien definidos previamente. Una formación donde los contenidos sean como máximo “dos o tres conceptos clave”. Esta es la forma óptima de comprender, practicar y convertir en hábito a través de la práctica.

Cada vez somos más formadores los que abogamos por una formación específica en temas concretos y con práctica y feedback en aula. Seguro que tú piensas lo mismo.

LinkedIn
Twitter
Instagram
Facebook
Pinterest