Y tú, ¿sabes comunicarte?

Siempre nos han dicho que tenemos que hablar, decir las cosas: lo que sentimos, pensamos, queremos…. En definitiva, que tenemos que comunicarnos. Sin embargo, aunque todo el mundo puede comunicarse, no todo el mundo lo hace y, menos aún, como debería hacerlo.

El otro día en el post ‘La comunicación es para comunicarse’ os hablaba sobre que esta ha de ser siempre efectiva… ¿Cómo? Adecuándola a nuestro interlocutor y/o nuestra audiencia. Pues bien, ahora vamos un paso más allá. Una vez que tenemos esto en cuenta… ¿podemos decir a los demás lo que queramos y como queramos? Por poder se puede. Sin embargo, no es recomendable. Y es que para lograr una comunicación efectiva, debemos saber decir las cosas y no decirlas de cualquier manera y a cualquier precio…

Me explico. Desde pequeños se nos enseña a pedir las cosas, a que digamos lo que nos pasa o lo que pensamos. No obstante, ¿a que la forma de hacerlo cambia desde que empezamos a hablar hasta que tenemos 10 años, por ejemplo?

Pues bien, llegada a la edad adulta, uno debe saber comunicarse con cada uno de sus interlocutores y saber cómo hacerlo. Aquí vamos a las formas. Y para ello, tenemos que aprender a expresarnos correctamente y a conseguir (con el modo de comunicarnos) lo que queremos de la otra persona o, al menos, lo que queremos que le llegue de nosotros (el objetivo de nuestra comunicación). Para ello, no queda otra que aprender a decir las cosas con asertividad. Lo que no resulta fácil en ocasiones, pero que debemos lograr…

¿Quieres comunicarte con éxito? No puedes decir las cosas de forma agresiva ni dejando que los demás te avasallen. Tienes que aprender a comunicarte de forma asertiva. Y créeme: notarás la diferencia.

LinkedIn
Twitter
Instagram
Facebook
Pinterest