¿De qué hablamos exactamente cuando mencionamos la palabra creatividad? ¿Es algo mágico? ¿Se trata de una cualidad que algunas personas poseen y otras no?

 

Desgraciadamente, el denominado “dualismo epistémico” muy presente en otras cuestiones también sobrevuela el concepto de creatividad. Se trata del clásico debate – iniciado ya en tiempos de los griegos – acerca de si tal habilidad es innata o más bien adquirida (en otras palabras, el recurrente debate entre la influencia de la herencia versus la influencia del medio).

 

Nosotros contemplamos la creatividad del mismo modo que cualquier otra habilidad; desde luego, no como algo mágico que algunas personas poseen y otras no. Consideramos que, al igual que sucede con muchas otras habilidades, existe una ínfima minoría de seres humanos que son “naturalmente” creativos y una aplastante mayoría que no lo somos de forma “natural”. Con todo, por todos los lados existen extraordinarias evidencias de la creatividad humana. Además, la creatividad puede aprenderse. Con independencia del talento innato, toda persona puede desarrollar su creatividad, a través del estudio y, sobre todo, de la práctica.

LinkedIn
Twitter
Instagram
Facebook
Pinterest