La palabra creatividad tiene su origen en el término latino creare, que significa engendrar, producir, crear. De acuerdo con esta etimología, la creatividad es una actividad dinámica, un proceso abierto que comporta también una realización material concreta.

 

Durante siglos se ha pensado que la creatividad era un don divino y que existen personas creativas (¡los genios!) y personas que no son creativas. Hoy día está demostrado que esto no es cierto. Todo ser humano es creativo… aunque muchas personas todavía no sepan que lo son. Existen tantas definiciones de creatividad como autores tengamos deseos de consultar, en este documento se opta por la siguiente: el arte de percibir los problemas y de proponer soluciones.

 

Como todo arte, la creatividad tiene unas técnicas (ilimitadas) que permiten estimular la imaginación y aplicarla en la resolución de los diferentes problemas que afectan a una empresa, a un equipo o a una persona.

LinkedIn
Twitter
Instagram
Facebook
Pinterest